Razones por las que realizar una sesión de precomunión y postcomunión

20 de enero, 2020 - Comuniones - Comentar -

Hay fechas que, por algún motivo, están más envueltas de magia e ilusión de lo normal. Sobre todo, para la alegría del hogar, los peques. Mayo y junio son dos meses en los que la emoción está a flor de piel. Los niños/as sienten mariposas en el estómago, ¿sabéis por qué? Están a punto de recibir la primera comunión. En nuestro nuevo post nos ponemos en el corazón de uno de ellos y os contamos las razones por las que realizar una sesión de precomunión y postcomunión con Ruzafa Photography

Capturar la ilusión de los más pequeños/as

La llegada de este día tan especial es muy esperada tanto en la vida de los niños como en la vuestra, los padres. Preparativos por aquí, preparativos por allá. Lleváis organizando este evento con muchos meses de antelación, y la emoción va aumentando con el paso de los días, os conocemos. En cada sesión los pequeños y pequeñas nos contagian la ilusión que tienen en su interior, ¡y eso no nos puede hacer más felices! Consiguen que saquemos el niño que llevamos dentro. Nos ponemos tanto en su piel que capturar esa felicidad, esa naturalidad y esos nervios (bonitos) que sienten en su interior, es pura magia. Es arte.

Vosotros decidís cuándo, dónde y cómo

Las sesiones de precomunión y postcomunión las dejamos totalmente en vuestras manos. Las fotos previas, es decir, las tomadas antes del día de la comunión serán todo un reflejo de ese brillo en los ojos, esa sonrisa nerviosa y esa inocencia tan especial que solo un niño/a tiene antes de una fecha tan señalada. Aunque, también existe la posibilidad de hacer la sesión después de la comunión, con la tranquilidad de no estar pensando en todo momento que el traje tendrá que limpiarse de nuevo para el día de la ceremonia. Y, además, estaréis más relajados y se respirará calma durante la sesión.

Y, por supuesto, ambas las podréis realizar tanto en exterior como en nuestro estudio de fotografía. O, si lo preferís, podéis combinar las dos opciones. Estaremos a vuestro lado para seleccionar el atrezzo que más os guste y con el que la estrella de la sesión se sienta más cómoda. Ya sabéis que el peque es el protagonista número uno, pero, en las sesiones pre y postcomunión podéis salir y acompañarle toda la familia.

Recuerdos grabados en el alma

La comunión de vuestro hijo/a es un día inolvidable en su vida. ¿Hay algo más bonito que poder reunir a toda la familia, sentarse a tomar un café después de comer y mirar el álbum de fotos de la primera comunión? “¡Mirad! En este lago fue donde hicimos las fotos de precomunión”. “¡Hala! ¿Os acordáis de lo contento que se puso el abuelo cuando hizo de modelo en las fotos?”.

Con el paso de los años, tener el álbum con las fotos de precomunión y postcomunión es todo un regalo para el corazón. Poder ver reunidas a todas las personas que os acompañaron antes y después de la ceremonia, las personas que os hicieron y os hacen tan felices.

¿Hacemos arte?

La comunión de vuestro pequeño/a la vais a recordar toda la vida. Si la toma este año 2020, en Ruzafa Photography vamos a acompañaros y a hacer clic para capturar los momentos más bonitos que viváis antes, durante y después del día de su primera comunión. Nuestro principal objetivo es conseguir que las fotografías que os realicemos os ericen la piel, os teletransporten al día de la ceremonia y os hagan sonreír cada vez que las miréis. Tenemos el secreto de un día inolvidable.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + 4 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías